Secciones
Caba

La Policía amedrentó a los estudiantes y Acuña le reclama $1,5 millones a los padres

Las tomas siguen en varios colegios de la Ciudad y otros se sumaron en solidaridad.

Las tomas de escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires por parte de los estudiantes continúan en reclamo de viandas, mejor infraestructura edilicia y en contra de las prácticas laborales en empresas, mientras la ministra de Educación porteña, María Soledad Acuña, ya anunció que reclamará a las familias de los alumnos involucrados el pago de $1,5 millón por cada día de toma.

Además de las tomas, en muchos colegios, como el Mariano Acosta, donde se inició el conflicto el viernes pasado, los alumnos realizaron un pernocte dentro de sus instalaciones, mientras la escuela de Comercio Carlos Pellegrini es la primera institución que no depende de la Ciudad de Buenos Aires que se sumó esta noche a la medida.

Tal como registró Télam, la ministra Acuña anunció en este contexto que reclamará a las familias de los estudiantes de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas "Mariano Acosta" involucrados en la toma del establecimiento el pago del "costo laboral de salarios del personal docente" durante la vigencia de la medida de protesta, equivalente a $1,5 millón diario.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según fuentes del gobierno porteño, la denuncia se basa en el artículo 60 del Código Contravencional, que pena a quien ingrese o permanezca contra la voluntad del titular del derecho de admisión, en lugares públicos o de acceso público o privado.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) advirtió que “no son viables jurídicamente” las denuncias que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que realizará contra los padres y madres de los estudiantes que llevan adelante tomas.

"No se puede criminalizar estas protestas en lugares de estudios, que están aseguradas por muchas convenciones, entre ellas, la de los Derechos del Niño”, afirmó la organización a través de una serie de mensajes que difundió a través de la red social Twitter.

Ante esta situación, el centro de estudiantes de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini (CECaP), dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), votó ayer por la tarde también tomar el colegio y pasar la noche dentro del establecimiento sin dejar que nadie entre.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!