Secciones
Recetas de cocina

Las recetas de Leandro Bouzada en BigBang: hoy, sándwich meatball

El profesional gastronómico y creador de momentos WOW! nos trae un plato riquísimo.

Sándwich casi hecho con «ropa vieja», o sea comida de sobras, pero también lo podés hacer de cero y que quede bien cool. Típico de cocina americana, bien potente. A mí me encanta porque aún no está muy explotado y además lo podés hacer barato o bien caro, según los insumos que usés, es re adaptable a todos los bolsillos. Con esta receta, saldrán cuatro sándwiches que, está de más decir, es comida única.

 

Lo que lleva

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Para la salsa:

3 tomates perita

2 dientes de ajo

1 vaso de vino tinto

1 atado de albahaca

Sal, pimienta, orégano y aceite de oliva, a gusto.

 

Para el pesto:

1 atado de albahaca

5 dientes de ajo

75 gr de piñones

100 gr de queso duro rallado

Aceite de oliva, sal marina y pimienta, a gusto.

 

Para las albóndigas:

1 kg de carne picada (roast beef pasada una vez por la molienda)

20 gr de sal fina

50 cm3 de agua con gas

5 gr de pimienta

10 gr de polvo para hornear

100 gr de verdeo (solo la parte verde, bien picada)

4 panes franceses (esos con la costra bien marcada, pero con la miga híper blanda); con el congelado no queda, pero si es lo único que hay adelante

 

¿Cómo se hace?

 

Vamos por la salsa primero. Poner un chorro generoso de aceite en una sartén. Cuando esté humeando, tirás los ajos encamisados, pero aplastados junto con la albahaca entera. Al toque, los tomates cortados en cuartos y seguido la copa de vino. Luego bajar a fuego corona y cocinar por espacio de una hora. Si la querés más ligera, agregale un poco de agua. Condimentás y ya está.

 

Para el pesto, colocá todo en una procesadora o mixer y que te quede bien lisa. Debe ser una especie de papilla.

 

En un bowl, ponés la carne y todos los elementos, unís sin amasar y hacés bolitas de treinta gramos. Las cocinás primero en sartén bien caliente con aceite que haga costra, y luego sí las tirás en la salsa para que terminen la cocción.

 

Para el armado, abrís el pan, pero no como lo hacés siempre, sino por arriba y sin llegar al final, ponés una capa de salsa, luego las albóndigas, hay que ser generoso, unas cuatro o cinco, por arriba, más salsa, un hilo de pesto y más queso rallado. En el plato que lo sirvas, agregale unas papas de paquete, siempre suma para aportar crocantes.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!