Secciones
Show

¡Vamos, Guillote! Coppola recibió el alta y contó cómo se siente: "Estoy bien, pero no para tirar cohetes"

Permaneció las últimas dos semanas internado en la terapia intensiva del Sanatorio Finochietto por una complicación tras recibir el alta de Covid-19.

Guillermo Coppola fue dado de alta luego de haber estado internado en terapia intensiva e intermedia durante las últimas dos semanas en el Sanatorio Finochietto. “Acabo de salir, estoy yendo rumbo a casa para continuar con la recuperación y volver al trabajo”, expresó en declaraciones a la prensa.

“Me siento bien, pero no para tirar cohetes”, aclaró Coppola de inmediato. “La cantidad de gente preocupada que tira buena onda, una oración, buena energía. Para destacar eso. Ya vamos a hablar, no quiero hablar mucho. Justo hablaba con mi señora de ese tema. Les súper agradezco a todos y les mando un beso gigante. Voy a seguirle metiendo, con fuerza. Por eso yo digo siempre: ‘¡Animal! ¡Metele garra, animal!’”, afirmó agradecido por el apoyo de la gente, fiel a su estilo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Coppola fue internado por problemas respiratorios en el Sanatorio Finochietto el domingo pasado y según se informó, dichas complicaciones para respirar se deben a secuelas de cuando contrajo COVID-19 en el inicio de 2021. 

Luego de haber sido derivado a la terapia intensiva, lo que generó una preocupación, comienza a mostrar los primeros signos de evolución porque ayer, el ex manager de Diego Armando Maradona presentó una mejora y pasó, de la terapia intensiva, donde estaba desde el martes a una sala de terapia intermedia, donde continuará con el tratamiento que le permita recuperarse de una fibrosis pulmonar pre-existente.

“Ahora estoy en terapia intermedia. Los días más duros de la internación fueron el martes y el miércoles”, manifestó Por otro lado, Guillermo también con otros medios para llevar tranquilidad en cuanto a su estado de salud. “Sigo con bigotera de oxígeno (tubos que se insertan en las fosas nasales), pero tranquilo, las hurras serán si Dios quiere, siempre si Dios quiere”, de esa manera y con la voz un poco agitada”, remarcó.

“Estoy con un roce pleural producto de alguna dificultad en la respiración, resabios del Covid. Mucho dolor de pecho bajo la tetilla izquierda. Desde ayer que estoy con analgésicos potentes porque es un dolor impresionante. Tienen que desinflamarse los pulmones para que baje el roce. En cuanto a la respiración, con ejercicios la voy a ir recuperando”, afirmó.

Al empresario le habían diagnosticado coronavirus en los primeros días de enero. Si bien transitó la enfermedad sin grandes complicaciones, le habrían quedado secuelas que se verían reflejadas en cierta agitación al momento de hablar, por ejemplo. Y además, en nuevas complicaciones que derivaron en una internación primero, y en su traslado a la terapia intensiva después.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!