Secciones
Show

Ángela Navarro: de su relación con Lali y la polémica final de La Voz, a su vida en un orfanato

La talentosa cantante quedó segunda en el reality porque el ganador fue Yoshva Montoya

Dice que lo sintió. Que no lo tenía premeditado. Y contra todo pronóstico -un pasado de raíces folclóricas y niñez cantando boleros de Luis Miguel- Ángela Navarro se volcó por el team Lali: puente que la llevó a convertirse en la gran candidata de La Voz Argentina. Aunque una ajustada votación con Yoshva Montoya, en una final que dio que hablar, la dejó a un paso del primer premio.

 

“Fue un poco loco ver tanta guerra entre fans, tanta desilusión por el primero y segundo puesto. Pero con Yoshva lo tomamos con calma y nos reímos mucho”, desdramatizó la joven de Berazategui y subcampeona, en diálogo con BigBang.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

-No te quedó un sabor amargo…

-No, para nada. Porque aprecio y admiro demasiado a Yoshva. Y lo celebro como si fuera mío.

 

-¿Tampoco era un peso que se repitiera tanto la idea de que, por primera vez, ganara una mujer?

-Es que el feminismo está muy fuerte y siendo una representante de eso como lo es Lali, se creía quizás que ella iba a levantar el primer lugar conmigo, las dos siendo mujeres. Pero no está mal que haya pasado lo contrario. Aunque apoyo el pensamiento de que a la mujer se la cuestiona y exige más en cualquier ámbito. Se le exige la perfección. Y por eso suceden estas cosas. Que no tengan tanto apoyo a la hora de hacer un reality o hacer su trabajo.

 

-Lo decís por experiencia porque no es tu primer reality…

-Yo lo vivo y lo sentí las veces que me presenté en audiciones. En realitys siempre sentí la mirada muy encima sobre la mujer. Y a veces, es horrible lo que voy a decir, pero para una mujer tenemos el no fácil. Por su estética o porque se la ve muy segura o muy sexual. Siempre estamos más juzgadas que los hombres y eso se refleja en los realities.

 

-Luz Gaggi, subcampeona el año pasado, salió a bancarte en la final por redes.

-Sí, hablamos. Luz es una genia y en privado le dije que ningún premio iba a cambiar nada. Uno no lo necesita. Además en su caso era muy notorio que es una mujer poderosa, talentosa, bella.

 

 

-Vimos tu abrazo con Lali en la final. ¿Cómo fue el abrazo con tu hija esa noche, que es muy chica y habrá estado muy cerca durante el proceso?

-No podían ingresar menores al estudio. Solo en dos galas fue porque insistí. Así que ese abrazo lo pudimos disfrutar en casa. Todos mis logros y sacrificios son para mi hija.

 

-Si bien sos chica, tenes un largo recorrido animando fiestas de 15, casamientos…

-Sí, son los escenarios que me dieron experiencia. Cada escenario me hizo la artista que soy.

 

-En instancias finales hablaste del centro comunitario La Casa del Niño. El hogar donde creciste, que asiste a chicos en situación de vulnerabilidad. ¿Cuál era tu situación?

-Hubo un revuelo de que si yo era huérfana y sonaba re fea esa palabra. La palabra orfanato no está tan buena. Yo iba porque mis padres tenían problemas económicos. Mi mamá es ama de casa y mi papá labura en un banco, pero no alcanzaba la plata. Empecé a ir de muy chica con mis hermanos y es mi segunda familia. Sigo viviendo muy cerca, no me puedo despegar.

 

-¿Hoy colaboras con ellos?

-Sí, antes de La Voz hicimos un festival de música donde recaudamos fondos para los chicos y siempre organizamos cosas para poder sustentar el lugar.

 

-Lali dijo que se sentía identificada con vos porque las dos vienen de un barrio.

-Sí, todo lo que hizo lo hizo laburando. Y yo soy una piba que nunca bajó los brazos. A pesar de que me han cerrado puertas muchas veces.

 

-¿Te ves haciendo algo con ella? ¿Seguiste en contacto?

-Sí, seguimos en contacto. Ella es muy empática y transparente. Hoy sigue estando a mi lado y lo agradezco mucho. Siento que será un gran apoyo para mi vida artística.

 

 

-¿Te dio algún buen consejo para lo que viene?

-Hablamos mucho del aquí y ahora. De enfocarse en poner los pies sobre la tierra.

 

-Hablando del aquí y ahora, contaste que se te abrieron muchas puertas, pero estas analizando las posibilidades.

-Gracias a dios hay mucha gente que quiere ayudar y trabajar conmigo. Pero hay que parar la pelota porque vengo de un traqueteo de no parar. Se viene mucha música y sea de la mano de quien sea va a estar bien. Yo me enamoré del canto por los boleros, pero conocí a Rihanna y me hice fan al punto de tatuarme su tapa del disco. Ella fue una influencia grande en este camino que quiero afrontar ahora del pop.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!