Secciones
Problemas

Cuál es la enfermedad que ya sufría la hija de Cinthia Fernández: un tratamiento millonario y su decisión

Hace unas horas, Francesca debió ser internada en Punta Cana.

Por estas horas, Cinthia Fernández vive uno de los momentos más difíciles de su vida. Aunque se encuentra de vacaciones en Punta Cana, la ex panelista de LAM está al cuidado de su hija menor, quien debió ser internada luego de que le descubrieran una bacteria que le generó una intoxicación, vómitos y deshidratación. Pero no es la primera vez que la chiquita vive un problema de salud.

 

Hace más de dos años, Cinthia reveló uno de los dramas que vive Francesca, su hija menor, que actualmente tiene siete años, fruto de su relación con Matías Defederico. Todo salió a la luz cuando la bailarina mantenía una relación con el empresario rosarino Martín Baclini.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En una entrevista, la actual panelista de El Trece dijo: “Mi hija es bajita y en el colegio la viven gastando. Tiene un problema de crecimiento y se lo tengo que hacer tratar. Es un proceso bastante doloroso. Le tengo que hacer análisis que no estoy preparada psicológicamente”.

 

 

Y afirmó: “Todo empezó cuando Martín la conoció y se detuvo de inmediato en ella porque le extrañaba que fuera tan chiquita por su edad pero como Matías (Defederico) y yo somos chiquitos, no nos imaginamos una nena como Ginobili". Y completó: “A Martín le llama la atención que fuera tan chiquita para su edad. Entonces fuimos a un médico”.

 

Por esos días, Baclini llevó a Cinthia y a su hija a Rosario, donde las atendió el endocrinólogo Diego Schwarzstein, el mismo que atendió a Lionel Messi, cuando la estrella argentina tenía a sus nueve años. Tras una serie de estudios, el doctor le confirmó a Cinthia que su hija sufría el mismo problema de crecimiento que Messi.

 

Sobre ese tema, Cinthia relató: “El doctor nos dijo que Fran estaba por debajo de la talla media y que tenía que hacerse una serie de estudios bastante invasivos para que él pudiera emitir un diagnóstico certero. La tienen que pinchar cada media hora. Y yo quiero tener tiempo porque quiero estar antes, explicarle, durante y después”.

 

Pero el tratamiento es costosísimo y aunque Baclini le dijo que él lo iba a pagar porque ella no podía afrontar semejante gasto, Cinthia se negó a realizarlo. Sobre ese tema, Fernández dijo: "Todo esto me pesa y te carga la cabeza, sumarle a eso una crítica del padre de la nena prefiero pelearlo en la Justicia".

 

Con el correr del tiempo, la bailarina agregó sobre la salud de su hija: “Lo que sufre mi hija no lo conté yo, lo contó mi ex pareja, no sé por qué lo dramatizaron tanto porque yo no lo tomé así. Sé que hay que hacerle estudios, pero yo soy un poco especial, hay que pincharla un montón. Messi lo que tenía eran problemas de crecimiento con las hormonas”.

 

Y agregó: “Ella estaba abajo del percentil, hace poco la volví a controlar y me dijeron que espere, pero lo quiero hacer. Yo no me animo, cuando me lo dijeron no me animaba porque hay que pincharla muy seguido. Mi hija es muy sana, hermosa, bella. No lo tomé como algo dramático porque no es que tiene una enfermedad terminal”.

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!